El pasado día 14 de septiembre de 2013, unas 115 personas de nuestro pueblo se desplazaron hasta Villoslada de Cameros, como cumplida respuesta a la visita que ellos nos hicieron en el mes de junio, y con el objeto de completar los actos de hermanamiento entre las dos localidades.

La llegada a Villoslada de Cameros se produjo en el paseo del Espolón, en donde nos esperaban, además de un numeroso grupo de vecinos, el presidente del Parlamento de La Rioja, D. José Ignacio Ceniceros González y el alcalde de Villoslada de Cameros, D. Miguel Ángel García Alcolea, junto con algunos concejales.

Después del gran recibimiento con música y baile tradicionales que nos dispensó un grupo ataviado con sus trajes regionales, tomó la palabra el alcalde de Villoslada de Cameros para darnos una sentida bienvenida, siendo respondido por D. Esteban Martín Tejedor, alcalde pedáneo de Villoslada de la Trinidad, y por D. Jaime Pérez Esteban, alcalde de Santa María la Real de Nieva. Finalizó la tanda de discursos el Presidente del Parlamento de La Rioja.

A continuación hubo un intercambio de regalos, y se procedió a la firma del Acta de Hermanamiento entre los dos pueblos.

Acto seguido, mientras las autoridades visitaban el Ayuntamiento y firmaban en el Libro de Visitas, las gentes de ambos pueblos disfrutamos en sana armonía de un sustancioso aperitivo regado con vino de Rioja, como no podía ser de otra forma, en la plaza del pueblo.

Lo siguiente que nos tenían preparado fue la visita a la ermita de la Virgen de Lomos de Orios, situada a nueve kilómetros de Villoslada de Cameros, dentro del Parque Natural de Sierra de Cebollera, tras cruzar el río Iregua y entre bosques de pino silvestre, acebos, olmos y fresnos.

Además de lo bonito del lugar y su excepcional paisaje, lo que realmente nos cautivó fue el cariño y la delicadeza con que nos trataron nuestros hermanos riojanos, que hicieron cuantos viajes fueron necesarios con sus coches para llevarnos hasta la ermita, y hacernos todo lo más cómodo y fácil posible.

De regreso de la ermita ya era hora de comer, por lo que nos llevaron hasta el Frontón Municipal, donde se había preparado mesa para unas 450 personas, según creo, y volvieron a hacer alarde de generosa hospitalidad, ofreciéndonos una abundante y sabrosa comida compuesta por entrantes, patatas a la riojana con chorizo y chuletillas de cordero, además de helados, café y todo tipo de dulces. Como es habitual cuando reina el buen ambiente, la comida finalizó con cantos, bailes y risas por parte de todos.

La tarde se completó con una visita guiada por todo el pueblo y, como fin de fiesta, el grupo de teatro de Villoslada de Cameros, La Colodra, representó en la iglesia la obra “Los Milagros de Nuestra Señora de Lomos de Orios”. Magnífica representación y digno final para un excelente día que no olvidaremos.

A nuestros pueblos les unen vínculos desde hace más de 900 años, pero la historia sólo es el punto de partida. La realización de un acto como el que hemos llevado a cabo, más allá del mero acto simbólico, es expresión del deseo de que las relaciones entre las localidades y las personas se intensifiquen.

Las relaciones de hermanamiento facilitan un mejor conocimiento y colaboración entre los pueblos, contribuyendo activamente a reforzar, favorecer y promover la amistad y la paz y, por lo tanto, a la construcción de una España solidaria y unida, de la que podamos sentirnos orgullosos sus ciudadanos.

La diversidad es enriquecedora, y por lo tanto, de este hermanamiento sólo puede fructificar algo bueno.

Muchas gracias a nuestros hermanos de Cameros; nos habéis tratado “como a reyes”.

 

<< volver

Texto: Victor M: Sastre Jiménez
Fotos: José Carlos Fernández Chaperón

ver reportaje fotográfico completo