MERINERO

 

No se ha podido ningún dato fiable acerca de este apellido, relativamente fácil de encontrar en algunas zonas de Segovia. Algunos opinan que es un apellido derivado del oficio de merinero, entendiendo por tal el juez de una Merindad o incluso la persona encargada de faenar con ganado merino. Para otros (los menos) puede ser una deformación del apellido Marinero, e incluso hay quien piensa que puede trararse de una castellanización del apellido italiano Merineri.

A Villoslada llegó alrededor de 1925 cuando Petra Merinero Pérez vino desde Laguna Rodrigo para casarse con Benjamín Esteban.

ARMAS: Se desconocen.

 

                                                                                                                                                                                                 

<< volver